Mi primer desfile modelaje modelo

BACKSTAGE DIARY: LA VEZ QUE HICE MI PRIMER DESFILE

Mi primer desfile… Lo recuerdo como si fuera ayer.

Lo recuerdo con ternura y también un poco de pena lo debo de admitir. A esta época, como lo dijo muy bien una modelo:

« Recuerdo este día y como caminaste. Tenías mucha intención pero no salía como te lo imaginabas. »

No lo dijo de manera desagradable. Me lo dijo después de unos meses, una vez que vio que mi caminata estaba mucho mejor. Lo recordé y tenía tanta razón…

Sin embargo, el día de mi primer verdadero desfile, tenía una sensación mezclada de satisfacción y de angustia.

Para empezar una larga serie de mini artículos describiendo mi cotidiano de modelo backstage y on stage te voy a contar:

CÓMO FUE MI PRIMER GRAN DESFILE

MI BACKGROUND Y EXPERIENCIA

En realidad, no era la primera vez que « caminaba ». Había tenido dos pequeñas experiencias muy anecdóticas. Ni siquiera esas experiencias incluyeron una verdadera pasarela.

Una fue para un festival de ropa ecológica. Llegué con un amigo que tenía un amigo diseñador bien loco. Me propuso de caminar para su marca. Acepte y me vistió de miles de colores antes de hacerme subir en un escenario con un niño y dos otras chicas. No había ni orden ni coreografía. Caminábamos en el escenario un poco como queríamos. Había encontrado la experiencia divertida pero para mi, se había acabado. Recuerdo que una de las chicas me dijo backstage:

« Tu pareces verdadera modelo. Deberías de modelar profesionalmente. »

A esta época, no tenía idea de que me iban a firmar en una agencia un par de meses después.

La segunda experiencia fue después de firmar con mi primera agencia. No tenía ni ropa de castings, ni tacones ni dinero para comprarlos. Mi agencia me propuso de hacer una mini presentación en una galería de arte, donde la diseñadora pagaba con un par de zapatos o una prenda suya. Era muy chiquito y eramos 5 modelos a desfilar. La galería medía 20 metros cuadrados y su forma en L no era lo máximo para caminar. Me la pase bien y hasta me vino a ver mi roomie del momento a echarme porras. Elegí los zapatos y me fui muy contenta.

EL BOOKING

Recuerdo que este día, salía de un casting que había durado mas de 4 horas en total. Era para una gran campaña y resulta que yo fui la última chica del último grupo a pasar. Había sido agotador pero el pago de la campaña valía la pena. (No sabía en este momento pero fui elegida para el trabajo.)

Mi booker me llama y me dice:

« ¿Estas lista para una buena noticia? ¡Bookeaste tu primer desfile! Es con Royal Closet. Felicidades hermosa. »

Estaba extática porque era mi primer trabajo pagado.

Estaba nerviosa y super emocionada el día anterior pero logré dormir bien. El día del desfile, estaba en una nube y tuve que esperar hasta la tarde para vivir la experiencia… Tomé un taxi y llegué Backstage a las 05:00 PM.

BACKSTAGE Y ESPERA

Team primer desfile Royal Closet

Backstage Royal Closet con Carla y Ainoha.

Había dos guardias con enormes Rottweilers a la entrada. me apunte en la bitácora y entre en un espacio con un techo muy alto. Había varios lugares dentro de este mismo espacio. Una parte Backstage para cambiarse antes de entrar en la pasarela. Un cuarto dedicado al peinado. Uno dedicado al maquillaje y las uñas. Y mi lugar favorito: el lounge con catering y meseros incluidos.

Obviamente me dio mucha impresión. Estaba emocionada e intimidada a la vez.

Allí hice mis primeras amigas de toda mi carrera: Carla y Ainoha. Me cayeron tan bien… La pasamos increíble Backstage. Eran divertidas y lindas personas. Conocí también a la supermodelo local de esta época y a dos chicas que se volvieron supermodelos 4 años después y que son actualmente muy conocidas.

Lo que más me impactó de estar entre modelos fue la diversidad de las nacionalidades. Había una Rumana, Brasileñas, Mexicanas, Argentinas, una Alemana y no se cuantas mas. Eramos 25 aproximadamente.

También el desfile se abría con un grupo de rock local muy famoso. Cruzándolos en los pasillos tuve mucho miedo. Tenían las caras pintadas de negro y no sonreían. Pasar a su altura me intimidó mucho.

MAQUILLAJE Y PEINADO

Discussion avec Barbie primer desfile

Backstage, en plena discusión con una de las diseñadoras.

Después de pasar momentos espectaculares en el lounge (ósea comer y beber todo lo que había), tuve que ir a makeup & hair.

Llegué al maquillaje primero. Un maquillista famoso en el país estaba pintando la cara de una Mexicana de origen Japones. Recuerdo que le preguntó que edad tenía. Cuando ella contestó que tenía 16 años, el maquillista suspiró de éxtasis:

« No podré maquillar nadie después de ti. Mira esta piel tan perfecta… »

Yo estaba mucho mas grande que esta niña y me intimidé mucho. Afortunadamente, pasé con su colega, una mujer muy simpática. Me hizo un maquillaje espectacular.

Era la primera vez que recibía un maquillaje profesional en mi vida.

Me impactó mucho verme al espejo después. Tenía ojos subrayados con enormes trazos de delineador y una piel perfecta.

En la parte manicura, una chica me empezó a cuidar las uñas. Me las pintó tan bien que parecía de publicidad en una revista. No podía aguantar la gran emoción que sentía. Vino una de las diseñadoras en el cuarto para hacerse maquillar. Hablaba francés porque había vivido en Suiza (como yo) y tuvimos una conversación muy a gusto. Era un sol y me sentí muy honrada de hablarle ya que parecía ser una socialite muy conocida.

Luego pasé al cabello. 

Allí, recuerdo solo una sola cosa: Me dolió mucho. Me jalaron el cabello hasta estirarme la cara por todos lados. Fue extremadamente doloroso y me pregunté cómo iba a quitar esas ligas finas que parecían pegadas a mis mechones.

PRIMEROS PASOS EN LA PASARELA

Primer desfile backstage outfits Royal Closet

Atrás de Issa, mi nombre estaba escrito en grande y negro: AGATHA. no lo podía dejar de leer.

Llegó el momento de verdad y tuvimos que llegar a la parte Backstage donde los cambios nos esperaban.

Recuerdo muy bien el boom en mi corazón cuando vi el Board. Sobre las hojas de cartón gigantes aparecía mi nombre 3 veces. No podía superar esta sensación. Me sentía una persona importante y consentida. Encontré mis ganchos con mis 3 outfits et decía también mi nombre.

Me veía como en cámara objetiva, en este grupo de modelos que me impresionaban y era considerada igual que ellas.

La coordinadora era super nerviosa. Hablaba rápido y hacía miles de movimientos con los brazos al momento de dar indicaciones. El ambiante Backstage era muy loco y hacía mucho calor.

« ¡PRIMER CAMBIOOOOOO! »

Gritaba la coordinadora. Cada modelo tenía un asistente para ayudar a cerrar cierres y botones. El mío se llamaba Luís.

Primer desfile Royal Closet cambio 1

Primer cambio.
Fotografía: Luis Ortiz Vargas

Después de vestirme tuve que ponerme en línea. Llevaba un jugo de naranja y un refresco conmigo porque tenía muchísimo miedo de desmayarme. Tomaba tragos nerviosamente cada 2 minutos.

El desfile se veía espectacular. Salíamos de la carcasa de un avión para entrar en la pasarela. Justo antes de mi turno, la coordinadora me agarro el brazo muy fuerte para mantenerme a su lado. En su micrófono, daba indicaciones y en la TV veía el desfile. Era mi turno.

Me empujó con mucha fuerza afuera del avión y recuerdo que me maree del impulso.

Empecé a caminar. Tenía mucho miedo. 

Al final de la pasarela teníamos que hacer gestos o muecas rock’n’roll. LLegué a la punta, hice mi mueca con mucha fuerza y vi que un hombre se reía en el público. No sabía si era de burla o de ternura pero parecía que estaba emocionado.

Regresando de mi primera salida, resbalé ligeramente sobre el lado, justo antes de entrar Backstage. Afortunadamente, no se vio. Regresé con toda la actitud y una satisfacción inmensa. Todo lo que quería era regresar en la pasarela.

Primer desfile Royal Closet cambio 1

Segundo cambio

La segunda diseñadora me vino a ver y me dijo:

« Agata, ¿Puedes no abrir tanto las piernas cuando posas porfa? Se ve vulgar. »

De repente, mi emoción se cayó y sentí un escalofrío en mi espalda. Dije que iba a hacer mi mejor pero me había quitado toda la confianza que había ganado.

A la segunda y tercera salida, hice muchos esfuerzos para ser consciente de mis piernas.

Busque la aprobación de la diseñadora que me dijo que estaba mejor. Pero me había quedado con un mal sabor de boca y una sensación de haber decepcionado a la gente.

Pero con la adrenalina del desfile, desapareció esta sensación. Y me di cuenta que no era tan importante como para destruir todo un desfile con una pose…

Cuando salimos para el final, sentí mucha emoción y me sentí parte de algo muy importante. Sabía que la moda no salvaba vidas, no era muy intelectual ni hacía cosas de gran impacto politico-socio-económico… Pero sentí una gran satisfacción y mucho orgullo de ser parte de todo eso.

 

Me fui a las 09:30 sintiéndome ligera como una nubecita. ¡Que experiencia!

About The Author

agata.descroix

Salut! Je m'appelle Agatha. Ex-mannequin internationale et citoyenne du monde, je suis passionnée de bien-être depuis des années, incluant la nutrition, le sport, les techniques mentales, le coaching personnel, la mode et la gestion de l'image. Ce blog est un outil pour permettre aux femmes d'augmenter leur confiance en elles.