Avoir une belle peau secrets épiderme

BACKSTAGE DIARY: EL DÍA DE MI PRIMERA CAMPAÑA

Una primera campaña marca un paso adelante en la carrera de una modelo. No importa mucho la marca al inicio. Solo se trata de representar la imagen principal de algo. Obviamente, es un inmenso privilegio y una gran responsabilidad. Eres lo más importante porque eres la primera impresión que tiene la gente sobre la marca.

Este día fue como un sueño. Corto, borroso y extraño. Te voy a contar:

EL DÍA DE MI PRIMERA CAMPAÑA.

Mi sueño empezó una semana después de un casting de más de 4 horas.

EL BOOKING

¿Recuerdas el casting larguísimo justo antes de mi PRIMER DESFILE? Este mero mero…

Duró mas 4 horas y fui la última chica del último grupo en pasar. Recuerdo que los clientes se habían emocionado conmigo pero se me había olvidado en seguida.

Un día, llego a la agencia y mi booker me toma por la mano y me jala hacía la terraza. Empieza a murmurar:

« _ Agata, te llevé aquí para no crear celos inútiles con las demás chicas pero te tengo una noticia. Tienes la campaña. »

Pongo mis dos manos sobre la boca para aguantarme un enorme grito que acaba resonando durante un minuto en mi interior. Inmediatamente, pienso en el dinero. Ando más que pobre, estoy apenas iniciando mi carrera y la campaña representa suficiente dinero para sacar mi cabeza del agua un buen momento.

Quiero abrazar mi booker de tan feliz que estoy. Me dice que la campaña es mañana y que me va a mandar toda la información por email. Recibiendo el email en la misma noche, no puedo dejar de leerlo. Me voy a dormir para recargar mis baterías pero no estoy tan tranquila porque el llamado es a las 8:00 de la mañana y siempre temo no despertarme.

LA LLEGADA

Después de un buen descanso (finalmente pude dormir), abro mis ojos a la luz matutina e inmediatamente, pienso en lo que me espera.

« _ ¡Voy a hacer mi primera campaña! Este día es muy importante, muy determinante para mi. Debo de lucirme. »

Después de prepararme rápidamente y tragarme un desayuno de 1000 calorías (para no estar débil), salgo en el frío día de primavera. Es el inicio de marzo y tiemblo todavía de frío antes de que el sol salga de la línea de edificios.

Tomo un metrobus porque trato de no tomar taxis al menos que sea indispensable y compartido con otras modelos. Un taxi para mi sola sería el equivalente de una comida. Comer y cansarse o ayunar y tranquilizarse, hay que elegir. El viaje es interminable. Voy hacía una plaza en exterior que tiene aires a mini ciudad.

Después de una hora, llego a la locación. Me da la bienvenida un chico de styling y me propone un café, pregunta a la cuál me apuro de responder:

« _ Sería increíble, por favor, muchísimas gracias! Con este frío, oh, gracias, estoy muy muy muy agradecida… »

Me lleva, capuccino en la mano a sentarme a un tocador puesto a la mitad del espacio, completamente en exterior. Solo la ropa esta protegida abajo de una carpa y hay una pequeña sección reservada para que me cambie.

EL SHOOTING

Mi maquillista es adorable. Es un chico muy femenino y no para de hablar. El maquillaje pasa siempre rápidamente cuando estas en una conversación. Y soy de esas modelos que no se pueden parar de conversar aún cuando el maquillista me pinta los labios.

Acabo pintada y peinada como señora y no me reconozco con esas pestañas postizas y este labial brillante. 

Me llevan onset y me presentan al fotógrafo. Es un Argentino muy guapo, alto como un edificio que habla con un español muy extraño. Me indica donde ponerme para la primera toma y me da indicaciones desde lejos. De repente, entro en pánico…

¡Soy incapaz de entenderlo!

PRESS_Sears campaign primera campaña

Allí, entre los pantalones y las camisetas, esa cara me era familiar… ¡Era YO!

Habla con mucho « shshshshshshsh » y te tengo que hacerle repetir una a dos veces cada frase que pronuncia. Mi español no es suficientemente bueno para entender extranjeros todavía y una dolorosa pena me invade… Espero que no se va a enfadar conmiiiigo.

Sin embargo, aunque suene siempre enojado, no lo es realmente (es su manera de hablar que me intimida) y el shooting toma fluidez.

Saco lo mejor de mi en todos momentos y paso de un cambio a otro con rapidez.

Entramos en el museo local para tomar unas fotos, me pasan una bici, un café, unas flores y hasta un perro para posar. Lo mas increíble es que el perro no estaba previsto. Pasaba con su dueña entre los callejones de la plaza y el fotógrafo le pidió a la mujer si podían fotografiarlo conmigo.

Acabo posando con un terrier blanco desconocido en correa. Chistoso pensar que no todo es previsto en las fotos de moda…

El día de shooting fue uno de los mejores y menos pesados de toda mi carrera. De las 8:00 de la mañana a las 04:00 de la tarde es muy decente para una campaña en México. Todo estuvo muy agradable y logré cumplir con todo lo que se esperaba de mi.

Regreso a la casa con estrellas en los ojos.

« _ Acabo de hacer mi primera campaña. Wow… Que orgullo. »

EL RESULTADO

Aunque vi el dinero tres meses depués, nunca vi el resultado de las fotos…

PRESS_Sears campaign primera campaña

Me puse al lado para comparar mi verdadero yo con la señorita tan tradicional de la foto. Difícil reconocerme…

… Hasta que 3 años después, llegué a la sección ropa de mujer de un mall y una imagen me pareció familiar.

¡Era YO!

Entre los ganchos y los pantalones se encontraba una foto de hace 3 años que nunca había visto. Me puse en la misma pose para comparar mi nuevo yo con esta imagen del pasado y este look tan aseñorado.

¡Que chistoso encontrar esta foto después de tanto tiempo!

About The Author

agata.descroix

Salut! Je m'appelle Agatha. Ex-mannequin internationale et citoyenne du monde, je suis passionnée de bien-être depuis des années, incluant la nutrition, le sport, les techniques mentales, le coaching personnel, la mode et la gestion de l'image. Ce blog est un outil pour permettre aux femmes d'augmenter leur confiance en elles.