oro probar todo valor personal y social

LA RAZÓN POR LA CUÁL TIENES QUE PROBAR TODO…

Probar todo suena a algo imposible porque se confunde con « hacer todo ». Estar constantemente tratando de llevar miles de actividades y darles seguimientos es agotador.

Sin embargo, no te estoy diciendo que deberías ser la mejor cocinera, escritora, abogada, fotógrafa, actriz, cantante y MODELO.

Te estoy hablando de dar un chance una vez a muchas cosas. Una oportunidad… Y eso tiene muchos mas beneficios que lo que crees. Te voy a explicar mi opinión sobre:

¿POR QUÉ HAY QUE PROBAR TODO EN LA VIDA?

 

  • VALORA LOS DEMÁS.
  • CULTIVA TU HUMILDAD. 
  • HAZ NUEVOS CAMINOS EN TU CEREBRO.
  • VUÉLVETE MAS HÚMANA. 

 

Te voy a contar una historia que ilustra mi idea:

Un día, mis padres me llevaron a hacer GOLF. Lo practicaban desde hace bastante tiempo y querían que viniera al menos una vez a probar.

Para mi, el golf no era un deporte. Era una actividad para personas mayores que rodaban en mini cochecitos en grandes espacios con pasto perfectamente cuidado. Resulta que mis padres me llevaron a un club de golf de montaña. ¿Cochecito? No rentaron. Y de hecho, nunca rentaban este transporte. Todo lo hacían a pie.

Y tenía 25 años y regresaba de China donde había pasado un año muy denso sin poder hacer mucho deporte.

Me dije:

« ¡No importa!, porque soy joven y llena de energía y no es muy difícil de caminar sobre un pasto bien cuidado para empujar una bala. Con todo el background que tengo en deporte, será fácil… Si hay abuelitos haciendo esto… »

Sin embargo, no empezamos en el pasto. Tuvimos que ir a un área para practicar primero. Durante una hora, recibí un curso técnico. Yo pensaba que solo se trataba de doblarse en dos y lanzar la balita a lo loco. Me sorprendió descubrir que la posición era muy técnica. Pensé en la EQUITACIÓN. Todo el mundo piensa que montar a caballo es poner su trasero sobre el caballo. Y en realidad, es un deporte extremadamente técnico y agotador. Allí en el campo de practica de golf, me sentí un poco sacudida. No era nada fácil para mi.

Y mi aventura solo acababa de empezar. 

Mis padres tomaron su carrito y me llevaron con ellos para hacer un campo de 18 hoyos. No me hicieron jugar todo el tiempo. En realidad, hicieron la mayoría de las etapas. Mi madre me pregunto si quería ser su « joven de carrito ». Osea jalar la enorme canasta donde se ubicaban una cantidad de palos diferentes. Dije sí, claro que quería apoyarla y no era mucho jalar algo que tenía ruedas.

Empecé a jalar la canasta y caminar. Primer hoyo. Me hicieron probar.

« ¡Oh! No es muy agotador pero sí es técnico. »

Me costó mucho llegar al hoyo. Luego tuvimos que movernos hacía el segundo hoyo. La subida fue ruda y me costó jalar el carrito, que pesaba mucho más de lo que aparentaba. Llegada al segundo hoyo, tenía una gota de sudor en la frente. Esta vez, mi madre hizo todo el juego y yo pude descansar. ¿Lista para el tercer hoyo?, ¡Claro que sí! Estoy recargada.

La tercera etapa estaba mucho mas lejos de la segunda que la segunda de la primera. Mi madre lanzó la bala y le atinó rápidamente así que tuvimos que movernos. En la subida hacía la cuarta etapa, estaba jadeando y sudando como un maratoniano. Mi madre me vio luchar y agarro el carrito.

Al sexto hoyo ya estaba muerta. Ya no podía mas y quedaba un poco mas de la mitad del doble del juego.

¿18 hoyos? Me pareció enoooooorme.

Durante todo el rato, vi mi madre jalar el carrito, enviar la bala, caminar, enviar la bala, calcular, enviar la bala… E irse por su carrito todo arriba del pendiente para jalarlo a la siguiente etapa. Yo seguía atrás, caminando con las manos en mis muslos, doblada en dos de cansancio.

Todo duró 4 horas y media, aparte de la hora de práctica.

Mis padres acabaron bastante frescos pero parecía que yo había hecho un entrenamiento militar de una semana. Deshidratada, agotada, soplando como perro después de correr… Me pareció absolutamente imposible.

 

PRUEBA PARA VALORAR LOS DEMÁS.

probar todo algo nuevo oportunidadToda esta experiencia me hizo cambiar mi perspectiva sobre el golf. Claro que había personas que hacían todo el recorrido en cochecito. Pero también había gente mayor que caminaban durante horas sin pararse realmente. Un poco como hay personas que montan a caballo y se sientan y otras que desarrollan una técnica para hablar con el caballo con cambio de peso, tensiones y movimientos del cuerpo.

De repente, valoré muchísimo el golf y me quedé impresionada por las personas que conocía y me decían que lo practicaban.

Solo por probar algo una vez, me di la oportunidad de conocer algo mas profundamente. Eso no me hizo solo valorarlo sino me hizo valorar la gente que lo hacía.

Desde entonces, me prometí de nunca juzgar de una actividad o un trabajo si no lo había al menos probado una vez.

¿Estas en un restaurante y te enojas con el nuevo mesero que aparece un poco perdido? Piensa en todo lo que tiene que aprender y manejar, sin hablar de controlar su estrés. No se si has sido mesera una vez en tu vida pero te puedo asegurar (por experiencia propia) que no es algo fácil.

¿Tienes un buen servicio y el mesero es muy atento y profesional? La mayoría del tiempo, lo tomas por sentado.

Cuando pruebas las cosas una vez, empiezas a valorar mas la gente que lo hace siempre. Si los valoras mas, los respetas mas y entiendes que algo bueno debe de tener recompensa (que sea un cumplido, una sonrisa, dinero o un testimonio).

Es un círculo virtuoso del valor. Mas valoras lo que hacen bien los demás, mas ganas en madurez social. Eso hace mucho bien a tu sociedad, a tu comunidad, a la gente y a ti.

 

CULTIVA TU HUMILDAD.

¡Vaya que me tome la cachetada de ego de mi vida este día al golf! Vi mis padres tan entrenados, combinando resistencia, técnica, concentración y habilidad.

Probar algo te puede recordar cuan importante es cultivar tu humildad. Y eso incluye destruir los estereotipos y juicios que tienes sobre ciertas cosas.

Como lo dije anteriormente y lo menciono en mi LIBRO, mi lección de humildad en la vida es el ballet. No soy nada predispuesta ni talentosa en esta actividad y sin embargo, su excelencia y su inmenso trabajo sobre el cuerpo y el arte me atrae. Cada vez que hago ballet, recuerdo que debo de aceptar mis debilidades y trabajar constantemente en ellas.

Probar algo una vez te puede dar también una gran lección de humildad. Algo súper sencillo como trabajar al correo postal, ser mesero, probar un nuevo deporte o tratar de dibujar con un medio que no conoces puede cambiarte la vida.

CREA NUEVOS CAMINOS EN TU CEREBRO.

Probar todo algo nuevo cerebro neuroDurante muchos años, me interesé mucho en la neurología. A los 16 años descubrí el concepto de PLASTICIDAD CEREBRAL. Vi que si los científicos habían siempre creído que el cerebro se volvía rígido con la edad, este concepto era ahora obsoleto. En realidad, la plasticidad cerebral existe durante toda la vida y el aprendizaje es posible a cualquier edad. Y eso es posible estimulando al cerebro.

Para estimular tu cerebro, puedes hacer varias cosas:

  • Aprender idiomas
  • Darles la vuelta a tus muebles y cambiar tu entorno
  • Poner todos tus cuadros y posters al revés durante una hora cada día
  • Trabajar tu memoria aprendiendo cosas, números, datos o listas
  • Tocar un instrumento
  • Tomar un camino diferente para regresar a casa o ir a algún lugar
  • Y probar una cosa nueva regularmente
El cerebro es una máquina mágica que no usamos casi nada. Su potencial es inmenso e imposible a determinar realmente. Cada vez que aprendes una cosa, tu cerebro crea nuevos caminos entre los neuronas.

Hacer cosas nuevas hace que tu cerebro crea mas caminitos. Por eso la gente que hace muchas cosas y prueba cosas nuevas regularmente es mas despierta, parece mas inteligente, llenas de recursos y tiene mas aptitud cognitiva.

VUÉLVETE MAS HÚMANA.

Para terminar, probar una cosa nueva cada rato te puede ayudar a volverte más humana.

Te puedo asegurar que ahora que escucho de alguien que hace golf, no solamente estoy impresionada sino que también soy capaz de conectar a través de mi experiencia.

Si nunca hubiera hecho golf una vez, sería incapaz de conectar con esta persona sobre este asunto. Hubiera pensado:

« Oh, que deporte de viejitos… »

Y hubiera dicho:

« Ajaaaaa…. »

Probar algo nuevo abre posibilidades de conexión con la gente. Y cuando digo conexión, hablo de verdadero contacto social genuino y no de lanzar un ping en Facebook.

Aparte, agradecer mucho a una persona en caja o tener compasión por un mesero nuevo aumenta mucho la calidad del ambiente y de las relaciones.

Te enojas menos porque comprendes a mas gente. Y si hacer el día a un desconocido no es algo que te hace vibrar, al menos te hace mucho bien a ti.

 

POR TODAS ESAS RAZONES TE RECOMIENDO QUE REGULARMENTE, CADA MES, 2 MESES o 6 MESES, PRUEBES ALGO NUEVO

Esas experiencias son una verdadera riqueza que estará eternamente grabada en ti.

About The Author

agata.descroix

Salut! Je m'appelle Agatha. Ex-mannequin internationale et citoyenne du monde, je suis passionnée de bien-être depuis des années, incluant la nutrition, le sport, les techniques mentales, le coaching personnel, la mode et la gestion de l'image. Ce blog est un outil pour permettre aux femmes d'augmenter leur confiance en elles.